Porque la TRAYECTORIA de un escritor es, en ocasiones, la vida misma y en sus hitos está la génesis de sus palabras

Porque la TRAYECTORIA de un escritor es, en ocasiones, la vida misma y en sus hitos está la génesis de sus palabras


HERNÁN RIVAS BARRERA

Cura para el insomnio infantil

1. Cura para el insomnio infantil

Mi mamá acariciaba mis dedos, hasta que un día, preocupado por la imposibilidad de dormir de los dos, mi papá puso “La tía Tula” en mis manos

Nací y crecí en Medellín, Colombia. Desde pequeño me interesaron los libros; soy escritor gracias a mi padre que preocupado por mi dificultad para dormir puso una de las novelas de la Biblioteca Básica Salvat en mis manos. Leía religiosamente cada noche y de tanto hacerlo se me despertó la pasión por escribir, quería ser yo quien contase con palabras esa magia indescriptible que sentía cuando mis ojos recorrían las letras, párrafos y capítulos. Comencé con escritos de todo lo que como niño sentía y experimentaba, los combinaba con los libros que leía, intentaba aprender de las formas narrativas que me atrapaban y hacían volar mi imaginación: era detective, héroe, vagabundo, pirata, domador de leones, viajero, policía, delincuente, soñador.

Con la adolescencia y la juventud nuevas preguntas llegaron, nuevos intereses impulsados por esa misma atracción por escribir y crear cosas, así ingresé a estudiar música al Instituto de Bellas Artes de Medellín y posteriormente a la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia. Ser intérprete de algún instrumento dejó de interesarme al cabo de un par de semestres y la composición musical, combinada con la literatura, ocupó la mayor parte de mi tiempo, fue así como nació mi primera obra terminada “Entre cuchillos, miedos y tripas revueltas”, no publicada, pero sí presentada en un bar y centro cultural local llamado Luna Tucumana. Era una serie de diez relatos cortos que intentaban plasmar la ansiedad e impotencia que sentíamos en esa década negra de los noventa plagada de narcotráfico, bombas y muertes que vivió Medellín. Para cada relato compuse a la vez una pieza musical en la que combinaba diferentes instrumentos de cámara: cuarteto de cuerdas; piano, violín y oboe; piano a cuatro manos; dos violines y un contrabajo, etc. El pequeño recinto estuvo lleno mientras la puesta en escena de relatos leídos y música en vivo se ejecutaba, al finalizar un grupo de invitados conocedores en la materia, comenzaron a mencionarme escritores europeos contemporáneos que yo desconocía y de los cuales aseguraban que provenía mi forma de escribir. Fue entonces cuando decidí viajar por primera vez a España.

El sueño europeo

2. El sueño europeo

No iba a conseguir dinero como los latinos que van a Estados Unidos,
era un viaje en busca de la literatura y la música

Viajé a Barcelona, España, para continuar con mis aprendizajes de literatura y música en el 2001. Al cabo de unos meses la situación económica se puso difícil, tuve que dejar mis estudios y terminé en un pueblo en los Pirineos trabajando de pintor de brocha gorda. El frío de finales de otoño, la soledad, el desamor por la ruptura con mi novia que estaba en Medellín, y en ocasiones el hambre, me hicieron recordar aquello que de niño leía, esos libros largos que habían crecido con mi cuerpo y se habían ajustado a él como un órgano más; las novelas. Me reencontré con ellas y como en las noches en que las leía, luego de terminar la jornada laboral y con la oscuridad cubriéndome, me senté a escribir mi primera novela. Intenté imitar a nuestro Nobel escritor, Gabriel García Márquez, pintando todo lo que veía y vivía con una dosis de realismo mágico. Terminé el borrador apenas unos meses después de mi regreso a Medellín, mas nunca la corregí y sigue esperando en un cajón su turno para salir a la luz.

El premio mayor

3. El premio mayor

Cuando Ana García Bergua, la presidenta del jurado, se me acercó, me dijo:
“No te caché, terminé de leer el libro creyendo que eras una mujer”

Ingresé a la Universidad de Antioquia, la pugna interior entre la composición musical y la literatura la había ganado la segunda; el reencuentro con la novela fue implacable. El pregrado en Literatura había sido suspendido en dicha Universidad y no había ninguna otra en la ciudad que lo tuviese, me decidí por estudiar Psicología en donde empecé a hacer cambalaches de los ensayos e informes que los profesores pedían, por cuentos, historias, guiones de teatro y cine, y demás ideas literarias que me surgiesen. Terminé mis estudios presentando como tesis de grado -algo sui generis en el momento- una nueva novela llamada Medellín in Love, que con el tiempo se convirtió en “Espía”, la novela con la que gané el Premio Latinoamericano a Primera Novela Sergio Galindo, en Xalapa, Veracruz, México en 2011, y con la que tuve la oportunidad de viajar a México en varias ocasiones y de participar en la FIL de Guadalajara como representante de la Editorial de la Universidad Veracruzana que fue la encargada de publicarme en 2012. Espía cuenta la historia de tres mujeres en años y realidades diferentes pero que están conectadas entre sí, una de ellas, Claudia, es una espía de alguna manera pacifista ya que su misión es investigar el amor y el desamor. Sin embargo, la violencia está inmersa en las otras dos mujeres, Karla y Laura, quienes sí hacen parte de esa Medellín mafiosa de la cultura del dinero fácil interiorizada en la ciudad en las últimas décadas del siglo XX. Para mí representa un hito de gran importancia en mi carrera como escritor: publicar mi primera novela siendo ganador de un premio latinoamericano en un país a muchos kilómetros de distancia del mío, fue maravilloso. El premio me ha dejado más cosas que se hacen conscientes luego de escuchar las opiniones, halagos y críticas de mis lectores: el estilo, la forma de escribir, la necesidad de superponer diferentes personajes en distintos tiempos, el suspenso y otras más que hacen parte de mí como creador y que develan y me permiten perfeccionar poco a poco el proceso creativo que me habita, caracterizado por la necesidad de exponer mi realidad interior y mezclarla con la realidad exterior que me conmueve.

Conmoción humana

4. Conmoción humana


Entonces una de las mujeres me dijo: “Llevando días sin tener con qué darles comida a mis hijos, tomé la decisión de morirnos los tres, pero algo me detuvo”

Mientras continuaba el camino y aprendizaje como escritor, incursioné en el mundo de mi profesión como Psicólogo en el área de la Investigación Cualitativa, que combina técnicas de la Etnografía y la Psicología. Fui socio fundador de Pigmalion S.A, empresa pionera en el sector, luego fui socio fundador también de Etnológica S.A.S, dedicada a los mismos asuntos, y finalmente, junto con tres socias, fundamos Ítacas S.A.S, en la que nos concentramos en la consultoría y el desarrollo de talleres y experiencias significativas, que impulsan reflexiones y transformaciones positivas en las personas, grupos, empresas, organizaciones y diferentes sectores de la población. En algún momento de ese recorrido, fui ganador, en 2012, de la convocatoria lanzada por la Universidad EAFIT para escribir de una forma novelada, la historia del proyecto de Empresarismo Social llevado a cabo entre EAFIT Social, la Secretaría de las mujeres de la alcaldía de Medellín y las mujeres de las comunas 8 y 13. El libro sería el cuarto de una colección que había tenido gran acogida en el público llamada “Empresarios Eafitenses”, y la novela resultante de mi trabajo, fruto de escribir la información que recopilé a través de una profunda investigación, entrevistando y observando hasta el punto de tocar la esencia de las mujeres involucradas, tiene como título “La Otra Ciudad”, publicada en 2014 por la editorial: Fondo Editorial Universidad EAFIT. Nuevos aprendizajes y significados llegaron con mi segunda publicación: convertir la realidad en ficción sin desbordarla era un reto grande para mí, el ejercicio constante, las horas dedicadas y la emocionalidad, tristeza, rabia y en ocasiones alegría que generaban las duras vidas de dichas mujeres: madres solteras, vendedoras ambulantes, ex prostitutas, viudas, con hijos muertos y/o desaparecidos, algunas analfabetas, engendró en mí el móvil narrativo de ficción que sería el encargado de articular la multiplicidad de personas y tiempos, un nuevo protagonista, que a manera de “parca esquelética con una hoz”, termina compadeciéndose de aquellas mujeres y prolongando su existencia. La Otra Ciudad es el atrevimiento de enfrentarse con esa ciudad oscura que no queremos ver, esa realidad por la que no nos preocupamos y preferimos olvidar, así lo sentí y me lo corroboraron los diferentes lectores con los que he tenido el gusto de interactuar.

Dolor de país y amor de familia

5. Dolor de país y amor de familia


La valentía y la ternura se entremezclaron en una sola palabra: memoria

Continué mi camino y empecé nuevas novelas, es parte también de mi proceso creativo: muchas ideas me invaden y sólo con el transcurrir de las horas sentado trabajando en ellas, una toma mayor fuerza que las demás en mi interior y decide nacer primero: quería contar la impotencia que sentía frente a muchas de las situaciones difíciles que vivimos en Colombia: guerrilla, paramilitares, corrupción, desaparecidos, falsos positivos, etc., y además en mi cabeza daba vueltas una y otra vez el desmoronamiento de una de las empresas que fundé, no podía dejar de pensar que si no hubiésemos sido hombres pacíficos, podríamos haber terminado matándonos o sufriendo esa misma metamorfosis que habían tenido los grupos armados “al margen de la ley“ en Colombia. Las letras y los párrafos que se fueron convirtiendo en capítulos tomaron una forma parecida a lo que hoy se llama Novela Negra Latinoamericana. Así terminé “Insomnes”, que se convirtió en selección final del Premio A Sangre Fría, y ha sido publicada en agosto de 2017 por Ápeiron Ediciones, en Madrid, España. Insomnes es más atrevida aún, incursiono en formas narrativas aprendidas de escritores, como José Saramago y Roberto Burgos Cantor, y las introduzco dentro de la narración que poco a poco va forjando mi estilo: diálogos inmersos en los párrafos y separados por comas, capítulos en segunda persona, voces que expresan locura, cuando Eva, la protagonista escucha a un barranquero, el pájaro de la soledad, hablarle, pero que en realidad es lo único que la mantiene cuerda dentro del sufrimiento. No se menciona una ciudad o país en especial, muchos de los hechos se me hacían tan parte de la historia humana que podrían haber sucedido en otros lugares de Latinoamérica e incluso España en los tiempos de la guerra civil. A ese país al sur de Estados Unidos viaja Morgan Black, un periodista de crónica roja, con la idea de vengar la muerte de su hermano militar, Dennis Black, a manos de uno de los grupos al margen de la ley, es entonces cuando conoce a Eva y se sumerge en el mundo de los Insomnes. Su significado es un grito de auxilio, una invitación a recordar para no repetir, pero también un desahogo interior sin más pretensiones que ser narrado con esa misma necesidad que siento de sentarme a hacerlo, dejando salir al narrador que me habita y que en realidad soy yo en mi versión esencial más pura.

Mientras lo hacía una nueva iniciativa literaria nació junto a una amiga escritora y editora en México, y combiné la escritura de Insomnes con el proyecto “Hojas de vida” en el que nos dedicamos a contar, en formato de novela corta, historias y memorias de familias, personas y empresas en Colombia y México. Un proyecto que revive y guarda la memoria que hoy en día ha dejado de ser importante para muchos: todos tenemos una historia que contar, mi trabajo es entrevistar, escuchar y luego encontrar los hilos narrativos necesarios para cada de ellas. Hasta ahora hemos terminado doce novelas cortas, de doce familias y/o empresas. El proceso para reconstruirlas tiene de nuevo herramientas de la investigación, ya que el material principal son los recuerdos y memorias de los entrevistados sobre sus vidas. Ha sido un proyecto de gran importancia para mí, que me ha permitido pulir muchos asuntos de mi escritura y mejorar en muchos aspectos, investigar nuevas figuras literarias y forzarme a explotar mi creatividad al máximo para lograr el objetivo de hacer novelas de ficción, pero que cuenten la historia, no simplemente historiografías o relatos. Requiere de las capacidades en investigación y análisis cualitativo que he desarrollado en el trabajo, porque es necesario encontrar la esencia de cada historia, esa que, sin importar el orden, las contradicciones entre los entrevistados frente a algún hecho o vivencia – porque la memoria hace que un mismo hecho sea recordado de diferentes formas en las personas – puede hacerse reconocible sintiéndose como parte íntegra de lo que cada uno de ellos ha vivido. Creo además que es un importante aporte a la cultura, al promover la recuperación de la memoria desde una de las instituciones más íntimas de nuestra sociedad: la familia.

Desde la Oscuridad

6. Desde la Oscuridad


Me enfrenté a la muerte, tuve que hacerlo, y entonces emprendí dos viajes, uno lejos de mi tierra y el otro a lo más profundo de mi alma

Tuve, además, poco antes de emprender este nuevo viaje a España, la oportunidad de escribir para la Secretaría de Movilidad de Envigado – Antioquia – Colombia, los relatos llamados “Crónicas de movilidad”, como parte de la campaña “Mete el Cambio” con la que se lleva a cabo una sensibilización en la comunidad sobre la forma como conducimos y nos comportamos en las vías de tránsito. Un proyecto que parecía simple, aunque llevase consigo el dolor de entrevistar víctimas de accidentes de tránsito o sus familiares cuando aquellos habían fallecido, se convirtió en dolor inconmensurable mientras lo desarrollaba porque en medio de las entrevistas, mi amigo más cercano, con el que compartía muchos instantes de la vida, falleció en un accidente mientras viajaba en su motocicleta y un conductor se salía de su carril y lo atropellaba. Tuve que enfrentarme a mis demonios más profundos, a la muerte, al sufrimiento y sacar fuerzas no sé de dónde para terminarlo sin que se convirtiera en un relato íntimo y personal, la tristeza era tan profunda que no podía escribir de él, aunque todo lo que escribiese tuviera que ver con él. Maduré como escritor y comencé un nuevo viaje, ese que ahora me ha traído a España, ese que es el viaje que todos vivimos alguna vez en la vida: el viaje a lo más profundo de nuestra alma, al interior de la condición humana, a las vulnerabilidades, a la impotencia; viaje que ha sido el motor de mis novelas y proyectos actuales. De las cuales les iré contando cuando estén listas para salir al aire.

Continuará

7. Nuevos puertos, reconocimientos y aprendizajes


“No podían concentrarse, ni pensar, ni mirarse a los ojos, ni trabajar: las neuronas no hacían sinapsis”

He finalizado el Máster en Coaching Profesional en la Universidad Autónoma de Madrid, y esto, junto a toda la experiencia que tengo como psicólogo, investigador, experto en mitoanálisis, tallerista y acompañante de viajes de crecimiento personal, potencian mi quehacer como profesional capacitado en ayudar a sus clientes a conseguir diferentes objetivos. Del Máster ha salido también una nueva novela que espero pronto esté publicada, y mientras lo cursaba, un nuevo reconocimiento llegó, he sido FINALISTA del II Concurso Internacional de Cuento Breve TODOS SOMOS INMIGRANTES, en México, con mi cuento breve: Después, el tiempo, en el que llego a México un día después del último terremoto que sepultó gran parte de la ciudad. Un relato que hace parte del proceso que llevo: un inmigrante en medio de la catástrofe, conmovido con el inicio del viaje de aquellos que lo perdieron todo.

FIN
(Por ahora)

HRB

Si quieres enterarte de los lanzamientos y demás cosas que pasen, suscríbete aquí:

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

© Copyright – hernanrivasbarrera.com • Aviso LegalPolítica de Privacidad

Cohete.net